Archivo de la etiqueta: Dios

¡Mientras más oscura la noche, más pronto llega el amanecer!

“Muchas veces experimentamos en nuestra vida periodos densamente oscuros, y que al atravesarlos, difícilmente logramos divisar el amanecer”.

 

La creencia popular así lo declara, aunque según los expertos, esto no necesariamente es así. En todo caso, lo que sí es cierto, es que definitivamente tras la noche densamente oscura, con certeza siempre, siempre esperamos un amanecer, incluso en la Antártica donde las noches pueden durar hasta 24 horas.

Pero más allá del análisis científico de este fenómeno, éste nos lleva a meditar en las circunstancias que muchas veces atravesamos.

Sin embargo, tan cierto como que se acerca la madrugada, cuando caminamos por sombrías etapas, con seguridad veremos aquellos destellos de esperanza que iluminen nuestra jornada y que nos impulse con certeza a un brillante nuevo día.

Hace poco, volaba por algunas horas de regreso a mi país, un vuelo nocturno por cierto, y mientras atravesaba el Atlántico, presencié el más espectacular paisaje celestial nocturno…densos nubarrones oscuros, como si una catastrófica tormenta iba a caer sobre nosotros, pero poco después y a la distancia pude divisar unos extraordinarios destellos de luz, que aparecieron de la nada. Ciertamente, en el horizonte se aproximaba el amanecer; en verdad, la oscuridad por más densa que parecía era pasajera y pronto terminaría. Por seguro, había esperanza y el amanecer se avecinaba.

¿Cuál es tu situación ahora mismo? ¿Acaso estás atravesando un camino cubierto de una densa oscuridad, en donde es imposible mirar hacia el otro lado; y el temor y la zozobra invaden tu corazón? ¿Estás acaso enfrentando soledad, o quizá una difícil situación económica por falta de trabajo y deudas por doquier, o has recibido un diagnóstico médico cuyas probabilidades humanas de recuperación son limitadas y complicadas? O ¿estás enfrentando una situación familiar muy dolorosa?

Así es el caminar de la vida, tenemos días soleados y brillantes, durante los cuales y a pesar del hermoso paisaje, el calor eventualmente nos puede afectar. Transitamos también por días lluviosos y fríos, durante los cuales necesitamos suficiente abrigo y bebidas calientes. Y claro, transitamos también por noches oscuras, frías y desesperanzadoras, donde nuestro corazón anhela profundamente ser guiado por una mano protectora, generosa y llena de amor.

No sé cuál sea tu transitar ahora mismo, pero si estás atravesando la densa y oscura noche, estoy convencida que hay esperanza, que aún tienes la oportunidad de pronto divisar aquellos destellos de luz que te guiarán hacia tu amanecer.

De hecho, hay alguien que atravesó antes que tú o yo, aquellas jornadas tenebrosas y densamente oscuras, hay alguien que entiende perfectamente lo que estás experimentando, hay alguien que eso y más lo vivió en carne propia, ése es Jesucristo, el Hijo del Dios, Dios mismo, que por amor a nosotros [la humanidad] “se hizo pobre siendo rico, para que nosotros con Su pobreza seamos enriquecidos” (2 Corintios 8:9); “el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz” (Filipenses 2:6-8).

¿Qué noche más oscura pudo haber existido en la historia humana?
La muerte del Rey fiel y justo por el pueblo traidor e injusto.                                                            La ejecución del Santo por los pecadores.
Más aquella noche no tuvo su fin ahí; sino que 72 horas después amaneció con gran poder. Y es que el Justo resucitó, se levantó de la muerte victoriosamente. ¡La Vida venció a la muerte!
Jesucristo el Camino, la Verdad y la Vida misma, tiene el poder para traerte de muerte a vida, de desaliento a esperanza, de insatisfacción a llenura, de angustia a paz.

Puedes probar lo que desees, pero puedo asegurarte que NO hay otro camino para que encuentres un nuevo y duradero amanecer en tu vida. ¡Jesús es la a única senda cierta! ¡Jesús es la estrella resplandeciente de la mañana! (Apocalipsis 22:16)

Te invito a que hoy mismo abras tu corazón, tu alma misma a Cristo Jesús. Él depositará en ti aliento de vida. Te traerá literalmente de muerte a vida. Te llenará de esperanza, te abrigará con Su amor eterno, te dará paz, la paz que sobrepasa todo entendimiento en medio de un mundo turbulento.

El adagio popular dice: “No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”. De hecho, “hoy es el día de salvación” (2 Corintios 6:2), clama con fe al Dios Todopoderoso, Creador del universo, que está atento a tu súplica y a los anhelos de tu corazón. Invítale hoy mismo como Salvador y Señor de tu vida.

Dios Todopoderoso, gracias por enviar a tu Hijo bendito, mi Señor Jesucristo, quien murió en la cruz por mí. Perdona todos mis pecados. Me arrepiento de todo corazón por haber pecado contra ti y haberte ofendido. Lávame y límpiame con la preciosa sangre de Cristo. Yo creo firmemente que Dios le resucitó a Jesús de entre los muertos para darme vida eterna. Jesús amado entra en mi corazón, te recibo como el único Salvador de mi alma y de mi vida. Transfórmame y ayúdame a vivir una vida de obediencia, agradándote en todo tiempo. ¡En tu Nombre oro amado Jesús!

Si tienes preguntas sobre la decisión que hoy has tomado, no dudes en tomar contacto con nuestro blog. Estamos para servirte. Y recuerda “hoy es el día de salvación”.

Photos:

  1. Cecy Yepez
  2. Freepik – Licencia
  3. 123RF – Licencia

La Excelencia comienza en el corazón – Parte 1

“La excelencia nace en el corazón de Dios, nuestro Creador, quien, por su eterno amor a hombres y mujeres, formó de la nada este planeta…”

 

En el blog bilingüe “Hacia la Excelencia” haciendo honor a su nombre comenzamos una serie de artículos con reflexiones cortas sobre el mundo de la excelencia, la profundidad de su significado y por qué no un frontal desafío a la sociedad post-moderna y post-post moderna que en general estamos viviendo globalmente.

Viaje submarino en Maui, Hawaii

Hace unos años atrás tuve la oportunidad de hacer un viaje en submarino en Hawaii. Un corto pero sorprendente viaje hacia el fondo del mar, donde las maravillas del mundo marino sólo vistas en la pantalla chica y en la grande, se convirtieron mágicamente en una hermosa realidad. Esta increíble experiencia fue simplemente la confirmación de que estemos donde estemos, siempre estaremos rodeados de belleza y magnificencia.

Por eso, permítanme ahora invitarles a echar una mirada a su alrededor, a su entorno. ¿Qué es lo que ven?… Y luego de unos minutos seguramente tendremos respuestas muy variadas. Habrá quien describa extraordinarios paisajes montañosos, otros incluso quizá los tremendos nevados en un día soleado, otros tantos la hermosura de sus playas y el vasto mar y seguramente algunos más, exóticos paisajes de espesa selva.

Y todo esto sin contar la magnífica diversidad de fauna y flora en cada uno de los más asombrosos

rincones de nuestro planeta.

Vida submarina, Hawaii

Encantadora vida submarina, Hawaii

Nuestro entorno, nuestro planeta, en definitiva nuestra casa testifica que vivimos en un mundo de excelencia. Desde la cima del Everest hasta el Mar Muerto que bordea Israel, el punto más bajo de la tierra, nuestra mirada se deleita ciertamente con las “7 maravillas naturales del mundo” y mucho más.

Echemos un vistazo ahora, a los inicios de este planeta. Y para ello, si me permiten, quiero referirme al primer capítulo, del primer libro de la Biblia, Génesis, cuyo nombre original en Hebrero, “Bereshit” significa precisamente “en el principio”.

Mar Muerto

Mar Muerto

En síntesis Génesis 1 nos cuenta cómo comenzó nuestro planeta, nuestra casa, quién la construyó y de hecho, cómo la ordenó, decoró y llenó de alimento, todo esto antes de nuestra llegada, la llegada de los seres humanos.

Le desafío a que lea Génesis 1 detenidamente. Se sorprenderá de lo maravilloso de este relato. No obstante, y para fines de este artículo, quiero resaltar solamente dos aspectos de esta lectura:

1. A lo largo de este capítulo y en tanto se menciona paso a paso la creación de nuestro mundo; la formación de la luz, el cielo, la tierra, las aguas, el sol, la luna, las estrellas, la hierba verde, las aves y los peces; entonces Dios, nuestro creador, expresa 6 veces: “Y vio Dios que era bueno”; y una séptima vez, luego de haber creado a los animales y al ser humano, al concluir su creación, “ Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera”.

Pues bien, una de las cosas importantísimas que resalta este texto es que la creación de Dios es

Vista del Everest desde el campamento base (cortesía de Amosji Attaché Gorkhas)

Vista del Everest desde el campamento base (cortesía de Amosji Attaché Gorkhas, Nepal)

definitivamente “buena en gran manera”. En otras palabras lo creado originalmente por nuestro Dios, que por supuesto, nos incluye a los seres humanos (Gen. 1:27, 31) fue hecho con excelencia, sin defecto ni error alguno.

2. Ahora bien, “[Dios] todo lo hizo [y lo hace] hermoso en su tiempo” (Eclesiastés 3:11), por tanto, Su corazón está inclinado a hacer todo con excelencia, porque Su esencia misma denota excelencia.

Si nuevamente miramos a nuestro alrededor, confirmamos esta Palabra, estamos rodeados de una majestuosa naturaleza que ciertamente deleita nuestra mirada y más aun nuestro corazón.

La excelencia nace en el corazón de Dios, nuestro Creador, quien, por su eterno amor a hombres y mujeres, formó de la nada este planeta, preparó de antemano nuestro mundo, nuestra casa, para que llegásemos a morar en él.

Como el padre y la madre preparan con lo mejor, el cuarto, la cuna, la ropa, los juguetes y todo lo necesario para recibir al bebé que pronto nacerá, así, nuestro Dios, nuestro Padre Creador, preparó este mundo con todo lo necesario para recibir al hombre y a la mujer, creaturas hechas a Su imagen y semejanza.

¡Sí, Dios es nuestro ejemplo de excelencia!

Cabo de la Buena Esperanza, Sudáfrica

Cabo de la Buena Esperanza, Sudáfrica

“Profunda es su sabiduría, vasto su poder…
Él se basta para extender los cielos;
somete a su dominio las olas del mar.
Él creó la Osa y el Orión,
las Pléyades y las constelaciones del sur.
Él realiza maravillas insondables,
portentos que no pueden contarse”.
                                   (Job 9:4,8-10)

 

En nuestra próxima edición descubriremos más acerca de las bases y raíces pertinentes para una vida Hacia la Excelencia. ¡Hay mucho por descubrir! ¡Espérela!

Paz y adversidad, belleza y dolor…¿en un solo lugar?

“Si existe un Dios amoroso que nos creó, entonces Él debe estar angustiado por el estado de este mundo”.

 

Amber Van Schooneveld, writer

Amber Van Schooneveld, escritora

                                            Amber Van Schooneveld

 

Amber es escritora y editora senior de Compassion Canadá. Antes de trabajar para Compassion Canadá, trabajó para Compassion International como gerente editorial de los escritores y fotógrafos en campo. Siempre ha tenido un corazón sensible con respecto al sufrimiento del mundo. Cuando era niña, lloraba cuando otros niños mataban hormigas. Desde entonces, esto le ha llevado a conmoverse por un sufrimiento mayor en el mundo. Es autora de Hope Lives [La Esperanza Vive] y Passport to Prayer [Pasaporte a la Oración], ambos libros destinados a ayudar a que la gente conozca el corazón de Dios con respecto al sufrimiento de este mundo y a tomar acción. Tiene un título en Inglés de la Universidad Estatal de Colorado y vive en Colorado con su maravillosa familia.

 
¿Es posible que la paz y la adversidad, la pobreza y la riqueza, la belleza y el dolor llenen este mundo al mismo tiempo?

Algunas veces, sentada tranquila en mi hogar en Colorado, disfrutando de un hermoso paisaje, saboreando una abundante comida familiar y observando a mis hijas jugar, las imágenes en las noticias sobre la guerra, el desastre y la extrema pobreza pueden parecer inconcebibles. ¿Entonces, cómo es que con todos los dolores, las decepciones e inconvenientes de la vida, se puede vivir con tal seguridad cuando muchos otros, por ejemplo, los refugiados de Siria, viven en tal temor y carencia? Esto aturde la mente.

Aun así, sabemos que éste es ciertamente, el estado del mundo. Sin embargo, ninguna de nuestras experiencias son del todo buenas o del todo malas. Incluso en mi vida segura y tranquila, no estoy protegida del dolor del cáncer o del suicidio. Y aquellos que viven en extrema pobreza también pueden tener todavía la alegría de la familia y la belleza de la creación de Dios. Todos, o al menos la mayoría de nosotros experimentamos tanto la gran belleza y el amor, como el dolor y la pérdida desgarradora.

¿En sus varios viajes a lo largo de países desarrollados y en vías de desarrollo, que es lo que le ha llamado la atención con respecto a este fenómeno?

Cada vez que regreso a los Estados Unidos tras un viaje a un país en vías de desarrollo casi siempre me

Amber, autora del libro "La Esperanza Vive"

Amber, autora del libro “Hope lives” [La Esperanza Vive]

sorprendo de cómo la gente no se da cuenta de lo bien que estamos. Al vivir en un lugar relativamente próspero es fácil mirar alrededor a aquellos que tienen más dinero que otros y que esos otros crean que apenas lo están logrando. Somos muy pocos los que tenemos el contexto para comprender el lujo en el que vivimos porque no estamos rodeados de las alternativas de las personas que no cuentan con agua potable, alimentos apropiados, hogares seguros o acceso a la banca, a la atención médica, a los seguros o a las redes de seguridad social.

Por otro lado, siempre me sorprende cuán similares somos, sin importar de qué país seamos. Las personas son personas. Existen significativas diferencias culturales, pero creo que en nuestra esencia todos somos mucho más parecidos que diferentes. Tenemos los mismos deseos, ser amados, estar seguros y ver a nuestros hijos y familias prosperar.

¿Es responsabilidad de Dios (si existe un Dios) o responsabilidad del hombre todas las tragedias que este mundo está experimentando?

Yo diría que son ambos. Si existe un Dios amoroso que nos creó, entonces Él debe estar angustiado por el estado de este mundo. Y la Biblia nos dice que Él lo está. (Por ejemplo, en Lucas 19, se registra que Jesús lloró por el sufrimiento que vendría a Jerusalén. Y en todo el Antiguo Testamento dice que Dios escucha el llanto de los oprimidos). Entonces, la pregunta más desafiante que alguna vez se ha hecho es: ¿Por qué un Dios amoroso permite tanto sufrimiento? No es una pregunta que puedo atreverme a responder bien y no pienso que sea una pregunta que comprendamos plenamente en este lado de la eternidad.

Muchos cristianos han respondido a la pregunta del sufrimiento diciendo que Dios usa nuestro sufrimiento para fortalecer nuestra fe y nos lleva hacia Él. Aunque sabemos que Dios usa el sufrimiento tanto por la experiencia como por los pasajes tales como Romanos 5:3-5, no creo que esta respuesta sea toda la historia. Puede conducirnos a una mala teología, por ejemplo, alguien que afirme que Dios causó la muerte de un niño con el fin de darle una lección a la madre sobre la fe. En mi opinión, la verdad a la que me aferro cuando me tambaleo por el sufrimiento del mundo es la que Dios creó al mundo en el que existe el libre albedrío porque Él quería crear un mundo de relaciones de amor. Para que exista el amor, es necesario el libre albedrío, lo que significa que el hombre es libre de hacer el bien o el mal. Dios dice que tiene un plan para redimir al mal que se perpetra en este mundo, pero al igual que un tapiz que es hermoso por un lado y enredado por el otro, es difícil ver el sentido de tanto sufrimiento en nuestra limitada perspectiva.

Sin embargo, en toda la Biblia, Dios dice que también somos responsables de responder al sufrimiento del mundo. Nos llama a hablar en nombre de la justicia, a romper las cadenas de los oprimidos y a ayudar a aquellos en pobreza. Aunque no comprendemos porque se permite el sufrimiento, sabemos que Dios nos llama a ser activos para acabar con él y llevarlo fuera de este mundo. De hecho, en Efesios 2:10, Pablo dice que ¡Dios ha preparado las buenas obras con antelación para que las pusiéramos en práctica! Que gran honor que Dios nos valore tanto como para permitirnos ser Sus manos, para traer activamente la paz, la justicia y la igualdad al mundo.

Es tan cierto que no podemos cerrar nuestros ojos y decir que este mundo es un “paraíso”, ¿Existe alguna esperanza?

Amber, en uno de sus viajes, con dos pequeñas de la India

Amber, en uno de sus viajes, con dos pequeñas de la India

Aunque no podamos comprender plenamente por qué Dios permite tanto sufrimiento, a menudo pienso de nuevo en Genesis 16, en el cual Dios observó el sufrimiento de Hagar, una sirvienta. Cuando ella estaba a punto de morir en el desierto, Dios vio su necesidad y la ayudó, lo que la llevó a llamarlo “el Dios que ve”. En medio de nuestro sufrimiento, nunca estamos solos. Dios dice que Él está cerca de aquellos con corazones rotos. Él ve el dolor del mundo, Él escucha el llanto de los oprimidos y Él nos llama a todos a ser activos para ser Sus manos, para ofrecer consuelo, socorro, amor y ayuda física a este mundo.

¡ISRAEL, LA TIERRA DEL MESÍAS!

“Ésta es la tierra de Jesús, el Ungido, quien anunció buenas nuevas a los pobres, dio vista a los ciegos y libertó a los oprimidos”.

 

Israel, la tierra de los patriarcas y los profetas, la tierra de los apóstoles y la tierra de Jesús, de acuerdo con los relatos bíblicos, está localizada en el Medio Oriente, en la frontera con el mar Mediterráneo, entre Egipto y Líbano. Este pequeño territorio yace en la intersección de tres continentes: Europa, Asia y África.

Aquí en la confluencia de estos continentes, Israel históricamente invalorable, se levanta majestuosa y llena de misterio.

En mi reciente jornada hacia Israel, al transitar por la capital, la antigua ciudad de Jerusalén, el paisaje

Vista de la ciudad antigua de Jerusalén y el Domo de la Roca

Vista de la ciudad antigua de Jerusalén y el Domo de la Roca

más predominante es el Domo de la Roca, tal como muchos lo han destacado, y que justamente se asienta sobre el mismísimo lugar donde Abraham estuvo a punto de sacrificar a Isaac, en el Monte Moriah. Más tarde, esta porción de tierra fue comprada por el Rey David con el fin de construir el Templo, el cual fue levantado en el reinado de su hijo Salomón. ¡Éste fue el primer glorioso Templo!

Este primer templo fue destruido por los babilonios y 70 años después de la cautividad de los judíos, ellos regresaron y lo reconstruyeron. El Rey Herodes fue quien renovó el templo con el soporte de 1000 Levitas quienes fueron entrenados como constructores, porque ninguna persona seglar podía entrar a ciertas partes de la edificación.

Hoy, sin duda, la explanada del Templo es el símbolo de la “libertad religiosa” en Israel, debido a que ésta ha sido utilizada por judíos, cristianos y musulmanes.

Musulmán orando en la Explanada del Templo

Musulmán orando en la Explanada del Templo

De hecho, el 75% de su población es Judía, entre ella encontramos judíos seculares, ortodoxos modernos, ultra ortodoxos y reformados o mesiánicos. Por otro lado, el 17.5% son Musulmanes, 2% Cristianos, 1.6% Drusos, y

Judíos ultra ortodoxos

Judíos ultra ortodoxos

otros grupos 3.9% (CIA, 2013). Esto es muy evidente, en tanto uno camina por las calles de Jerusalén, Haifa, Nazaret y muchas otras poblaciones, e interactúa con gente cuyo trasfondo cultural y religioso es tan diverso.

Pero la diversidad de Israel no sólo está presente en los

Mujeres judías orando en el Muro de los Lamentos

Mujeres judías orando en el Muro de los Lamentos

aspectos religiosos y culturales de su población, sino también en su geografía. Aunque pequeña en extensión, Israel está rodeada por diversos panoramas topográficos, que van desde las montañas boscosas hasta los paisajes desérticos y desde las planicies costeras hacia el Valle del Jordán y el Mar Muerto, el punto más bajo de la Tierra.

Mar de Galilea -Nos recuerda del grandioso evento cuando Jesús calmó la tormenta

Mar de Galilea -Nos recuerda del grandioso evento cuando Jesús calmó la tormenta

Sí, ésta es la espléndida Tierra Prometida, la tierra de leche y miel que Dios prometió a Abraham y a sus descendientes. La Tierra a donde Moisés y Josué lideraron a los Israelitas en el éxodo desde Egipto.
Además, esta tierra abraza escenarios tales como Masada, ubicada sobre el mar Muerto; una de las fortalezas construidas por Herodes El Grande, y refugio para los Judíos que escaparon de las legiones Romanas después de la destrucción de Jerusalén.

También Qumrán, en la orilla occidental del mar Muerto, es

Una de las cuevas de Qumrán en el desierto judío

Una de las cuevas de Qumrán en el desierto judío

un lugar muy bien conocido por el impresionante hallazgo bíblico arqueológico en 1947, el descubrimiento de los rollos y manuscritos, un extraordinario legado para el mundo cristiano.

Y por supuesto, Israel es también bien conocido por aquellos lugares donde Jesús, el Mesías nació, creció, enseñó y proclamó el “Reino de Dios”. La belleza y tranquilidad del mar de Galilea y sus alrededores, verdaderamente, traen a nuestras mentes la dulzura y hermosura de las poderosas y eternas enseñanzas de Jesús,

El Sendero del Evangelio o el Sendero de Jesús comienza al sur de las afueras de Nazaret, en el Monte de la Precipitación hasta Cafarnaum, a orillas del mar de Galilea donde comenzó el ministerio de Jesús

El Sendero del Evangelio o el Sendero de Jesús comienza al sur de las afueras de Nazaret, en el Monte de la Precipitación hasta Cafarnaum, a orillas del mar de Galilea donde comenzó el ministerio de Jesús

tales como el “sermón del monte”. Ésta es la tierra de Jesús, el Ungido quien anunció buenas nuevas a los pobres, dio vista a los ciegos y libertó a los oprimidos. Jesús es el hijo de Dios quien fue enviado a morir en la cruz para darnos vida eterna.

Cuando uno lee la profecía de Isaías 53, no se puede resistir sino simplemente reconocer que esta palabra se ha cumplido en la vida de nuestro Señor Jesús, tal como está registrada en el relato de los Evangelios (Mateo 27, Marcos 15, Lucas 23, Juan 19).

“Ciertamente Él cargó con nuestras enfermedades
y soportó nuestros dolores,
pero nosotros lo consideramos herido,
golpeado por Dios, y humillado.
Él fue traspasado por nuestras rebeliones,
y molido por nuestras iniquidades;
sobre Él recayó el castigo, precio de nuestra paz,
y gracias a sus heridas fuimos sanados.
Todos andábamos perdidos, como ovejas;
cada uno seguía su propio camino,
pero el SEÑOR hizo recaer sobre Él
la iniquidad de todos nosotros.”
(Isaías 53:4-6)

¿No es asombroso? Esta Tierra es en verdad Tierra Santa, pero tristemente, es también un territorio dividido, que ha estado en permanente conflicto, con ceguera espiritual desde que su gente no ha reconocido al Mesías, al Salvador del mundo.

Israel y particularmente Jerusalén, su capital ha sido sinónimo de conflictos y guerras a través de la historia, incluso desde tiempos bíblicos.

Una parte del Muro que divide Jerusalén y Belén

Una parte del Muro que divide Jerusalén y Belén

Un territorio controversial a la vista del mundo, pero con certeza la Tierra escogida en la mirada de Dios.

En verdad, Dios ha tenido puesta la mirada en Israel, y Sus profetas han predicho acerca de su restauración. Jeremías declaró que Dios restaurará a los Israelitas desde todas las naciones; Ezequiel dijo que Israel vendría a conocer al Señor; e Isaías, que Israel sería luz para las naciones, y que judíos y gentiles vendrían a morar juntos en paz en el Mesías.

Sí, Dios ha puesto sus ojos en Israel, e igualmente así nosotros debemos hacerlo…Comprometámonos entonces a orar por la restauración y salvación de Israel, hagamos nuestra aquella promesa hecha por

La Iglesia Coreana orando por Israel y Palestina (Marcha por la Paz 2005)

La Iglesia Coreana orando por Israel y Palestina (Marcha por la Paz 2005)

David:

“Oren por la paz de Jerusalén;
que todos los que aman a esta ciudad prosperen”.                                                        (Salmo 122:6 NTV)

Para concluir, este año 2015, esta nación está celebrando el 67 aniversario de su establecimiento como Estado de Israel. Así que permítanme invitarles a mirar un muy interesante film que encontré, acerca de esta tierra, producido por la National Geographic. Es así como Israel es visto por el mundo. Disfrútenlo y saquen sus propias conclusiones.

(Ofrezco disculpas en tanto este film se encuentra disponible únicamente en inglés, pero vale la pena mirarlo por lo impresionante de sus imágenes y en sí por la calidad cinematográfica y contenido).

Shalom!  ¡La paz sea con usted!

 

¡Contar historias, una poderosa conexión entre Dios, los padres y los hijos!

Celebramos el segundo año de aniversario de “Hacia la Excelencia”…

¡Hola buscadores de excelencia! Me encanta el blog “Hacia la Excelencia” y sé que en su creadora, Cecy Yépez, tienen a una gran compañía en su jornada hacia una vida generosa y llena de amor. Tuve el honor de conocerla en un viaje misionero en San Lorenzo, Ecuador e inmediatamente se convirtió en mi “Ecuadorian Pixie”  —Duendecilla Ecuatoriana. Por lo menos en Estados Unidos, una Duendecilla se asocia con el hecho de ser luchadora, poderosa, y hermosa. Su humor e ingenio están llenos de esta autodeterminación y simplemente no podemos evitar apreciarla por ello. Su poder viene del único Rey sobre todos los reyes y del Señor de todo. Ella nunca vacila en recordar a los demás esta fuente fundamental de bondad y gracia entregada a todos quienes aceptan a Cristo como su Salvador. ¿Y la belleza? Ella desborda de belleza. Su corazón está lleno de tan increíble amor para todas las personas y a través de él, ella comparte jornadas, historias y las verdades de muchos. Ella con sus propias palabras ora para que cada historia impacte El Reino de Dios para siempre. Estoy muy honrada de ser parte del blog “Hacia la Excelencia” y los aliento a apoyar obras de esta naturaleza llenas del Espíritu. ¡Que Dios los bendiga a todos!

Reji Laberje
Reji Laberje Author Programs, LLC.

+^+^+^+

“…nuestros hijos están hechos para engancharse con las historias y Dios nos dejó en existencia el mayor libro de historias reales. Junte los dos aspectos y creo que surgirá un amor natural”.

Reji Laberje

Reji nació en el área de Chicago, Illinois, pero creció justo al norte de allí, en un sector de mediana población llamado Manitowoc, Wisconsin, hija de un cartero y una madre abnegada. Tiene dos hermanas, Kim y Stacy (quienes son sus mejores amigas) y las tres se criaron juntas con creencias Ateas. Sin embargo, a los 33 años, Reji se bautizó y nunca más volvió atrás. Reji fue siempre una

Reji Laberje

Reji Laberje

artista que trabaja en el teatro, en la ciencia forense, el discurso en público, y en la escritura. Se graduó del colegio a una etapa temprana para mudarse y perseguir su sueño de actuación a los 18 años de edad. Obtuvo unos pocos papeles pequeños y estuvo un corto período en un programa de televisión local, pero era el trabajo diurno el que pagaba las cuentas al trabajar con clientes de habla hispana a quienes les tomaba las órdenes por teléfono. Al igual que muchos jóvenes soñadores y soñadoras, la actuación no era para Reji, así que terminó uniéndose al ejército donde orgullosamente aprendió a ser y a servir como Linguista Árabe para la Fuerza Aérea y la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos. Durante su tiempo en el ejército, obtuvo su título en Comunicaciones Internacionales e Interculturales, y además conoció y se casó con su esposo Joe. El ejército tuvo a su familia viviendo y mudándose por todas partes y tanto ella como su esposo sirvieron en cada comunidad en la que vivieron, en las escuelas, cocinas, iglesias, grupos de scouts y organizaciones juveniles locales. Tras siete años de vivir en el área metropolitana de Washington D.C., dejaron de trabajar para el gobierno y se trasladaron de nuevo a Wisconsin para continuar la crianza de sus tres hermosos hijos, Bradley, Kimberly y Laura. Fue entonces cuando Reji retomó un pequeño negocio de escritura, discurso y enseñanza que ella siempre había desarrollado junto a sus muchos intereses y diversos trabajos en los últimos años y lo convirtió en su carrera de tiempo completo para crear Reji Laberje Author Programs, LLC. Ahora, a través de su compañía cuya visión es hacer impactos positivos y de gran alcance, y a través de su trabajo en el ministerio con los niños, la mentoría matrimonial, el liderazgo de grupos bíblicos pequeños, la difusión local, nacional e internacional, el curso Alfa (una clase de 10 semanas que enseña los conceptos básicos sobre Jesús y la Biblia), y por supuesto también escribiendo para muchos ministerios, Reji y Joe junto con sus hijos y muchas mascotas viven una vida siempre activa pero igualmente, una vida plena con Cristo en el centro.

¿Cuál cree usted que es la mejor manera para que los padres empiecen a enseñar a sus hijos e hijas pequeñas a seguir el camino de Dios, el camino hacia la excelencia en la vida?

En mi opinión, los padres y madres necesitan involucrarse en la educación religiosa de sus hijos e hijas. No sólo deben llevar a sus hijos/as al servicio eclesiástico o al campamento bíblico y sentirse satisfechos de que sus hijos e hijas son guiados por otros. En su lugar, solicite servir o ayudar de alguna forma. Haga preguntas a sus hijos e hijas. Aprenda con ellos. Asuma los mismos desafíos que sus hijos asumen cuando se trata de seguir el plan de Dios. Como padres de familia todavía somos los principales influenciadores de nuestros hijos. No es suficiente que sólo amen a Dios cuando son jóvenes. Amar a Dios es algo que puede ser muy intangible de captar para los niños. Sin embargo, amarnos — a personas que están físicamente presentes— es algo que ellos y ellas comprenden. Por lo tanto, al amar nosotros a Dios y ser parte de esa educación, los hijos e hijas pueden tener ese ejemplo con el cual pueden relacionarse.

¿Los niños disfrutan de forma natural cuando miran a los libros de historietas? Si es así ¿cómo pueden los padres y madres tomar ventaja de esto y usar recursos creativos para alimentar este interés natural, y ayudarlos a cultivar un hábito de lectura para toda la vida de la Palabra de Dios?

Una vez fui profesora de Matemáticas para una escuela de educación media en un entorno urbano. Todos los estudiantes estaban atados a la tecnología y un gran número de estudiantes atravesaban problemas familiares reales fuera de la escuela. En los mejores días, había caos, pero avanzábamos tratando de enseñar los requisitos básicos de la escuela y estábamos agradecidos por los pocos estudiantes a los que también podíamos llegar a un nivel emocional, ya que eso sería la marca real del éxito. Un día, tuvimos un corte de energía en la escuela. Ya que yo estaba enseñando en un aula sin ventanas, tuve que llevar a mis estudiantes a otra aula donde podíamos esperar hasta tener nuevamente electricidad. La indisciplina habitual sobrevino en un nuevo espacio sin tener alrededor ninguno de nuestros materiales habituales. Pregunté si alguno de los niños tenía un libro. Una niña me dio el título del libro que había estado leyendo. No recuerdo cuál era el libro, pero si mal no recuerdo, era algo que tenía que ver con un equipo de béisbol adolescente. Acababa de empezar a leer. En menos de un minuto estos adolescentes, todos ellos, se reunieron alrededor, formando una especie de semicírculo, para simplemente ESCUCHAR. Ellos estaban cautivados. Creo que parte de ellos estaban

Reji imparte educación en lectura, escritura y expresión oral a miles de estudiantes de primaria en todo Estados Unidos cada año para crear un mundo mejor a través de mejores palabras. Aquí, ella se encuentra con estudiantes de fuera de Milwaukee, Wisconsin en abril, 2015.

Reji imparte educación en lectura, escritura y expresión oral a miles de estudiantes de primaria en todo Estados Unidos cada año para crear un mundo mejor a través de mejores palabras. Aquí, ella se encuentra con estudiantes de fuera de Milwaukee, Wisconsin en abril, 2015.

tan agradecidos de desacelerar. Otra parte de mí sentía tristeza de saber que algunos de estos estudiantes, tal vez nunca tuvieron a alguien que simplemente les lea. Creo que, hablando antropológicamente, estamos hechos para “contar historias”. Es la forma en la que llevamos nuestra historia, incluyendo la historia de Dios. Nos comprometemos de manera natural, no a través de la interfaz, sino mediante conexiones cara a cara. Leí el único libro de cuentos que pude encontrar en esa clase ese día, pero creo que los niños habrían estado igual de enganchados si hubiese tomado el periódico. Nuestra Biblia está llena de las obras más apasionadas y creativas de la historia. Yo les digo a mis estudiantes de escritura que no hay nada nuevo que puedan escribir que Dios (y Shakespeare) no lo hayan escrito; simplemente pueden traer sus voces únicas al concepto. No creo que debemos complicarnos con respecto a la Palabra de Dios, nuestros hijos están hechos para engancharse con las historias y Dios nos dejó en existencia el mayor libro de historias reales. Junte los dos aspectos y creo que surgirá un amor natural.

En su opinión, como escritor profesional, ¿Cómo se escogen materiales sanos, veraces y atractivos para niños? (Ya sean materiales basados en la biblia o enseñanzas positivas en general)

Creo que es muy importante brindar una amplia gama de opciones literarias a nuestros hijos e hijas, especialmente cuando tienen acceso a tantos temas mientras están fuera de nuestra presencia. Ellos ESTARÁN expuestos a una gran cantidad de los libros (o películas, para el caso) que podrían no ser nuestra primera opción para ellos. Por lo tanto, debemos ser nosotros quienes discutamos sobre esos libros con ellos. Por supuesto, la Biblia es EL libro más grandioso, pero no todo lo que mis hijos (o yo) leemos se basa en la Biblia, y eso está bien. Sólo que siempre recuerdo analizarlos desde la perspectiva de Dios.

Cuando se trata de fantasía, una de las cosas que personalmente disfruto leer y escribir, recuerdo a mis hijos que es Dios el Creador original y que estamos contentos de que nos haya dado tales imaginaciones vívidas. Intento encaminarlos hacia aquellos escritores creativos que tienen auténticos mensajes bíblicos, tales como C.S. Lewis. En esos casos, se puede aprovechar el interés del entretenimiento natural de su hijo (fantasía, en este caso) y también vincular el mensaje de Dios a nosotros. Una sola búsqueda en Google sobre “Autores Cristianos de Libros Seculares” conducirá a otro sinnúmero de increíbles libros que harán lo mismo que C.S. Lewis con relación a la enseñanza sobre el respeto a Dios.

Sin embargo, existen también libros que mis hijos y yo leemos que no tienen ninguna influencia bíblica. Eso también está bien, siempre y cuando no leamos algo que sea ANTI-Dios, siempre y cuando tengamos discusiones sobre los libros, y siempre y cuando los libros se entiendan como ficción. Mis dos hijas han leído la trilogía de The Hunger Games [Los Juegos del Hambre] y discutimos los paralelismos entre ella y nuestro mundo real. También hablamos sobre la diferencia que habría con Dios en el mundo Panem ficticio de la serie.

Al final del día, mientras existan debates sobre la lectura que se lleva a cabo en su hogar, usted —como padre o madre—tiene la capacidad de llevar a Dios a la literatura de sus hijos e hijas.

Finalmente, por favor comparta con nosotros una experiencia personal. ¿Cómo han ayudado los materiales bien desarrollados, a los padres y madres e incluso a los profesores a guiar a los niños y niñas en el camino de Dios, el camino hacia la excelencia en la vida?

Mientras mis obras escritas primarias consisten en libros para niños y adultos jóvenes, así como biografías de colaboración, también tengo material curricular a la par con mis programas de escritura en vivo y en forma de cursos de asesoramiento dirigidos a jardín de infantes hasta el décimo segundo año de estudios. Un modelo que es común seguir al crear estos materiales es el Modelo 5-E (Explorar, Explicar, Extender, Enganchar [participar], Evaluar).

Exploración, por lo general quiere decir que inicialmente se aprende sobre la obra o la lección que nos ocupa. Explicación es la discusión y estudio relacionado con la obra o la lección. Extensión permite

Cuando Reji preside eventos y autografía libros, se asegura de que cada niño y niña obtenga un tiempo de lectura uno a uno con ella. Reji y este pequeño de Chicago disfrutaron juntos “Max Explora Chicago” en Barbara's Bestsellers en diciembre, 2014.

Cuando Reji preside eventos y autografía libros, se asegura de que cada niño y niña obtenga un tiempo de lectura uno a uno con ella. Reji y este pequeño de Chicago disfrutaron juntos “Max Explora Chicago” en Barbara’s Bestsellers en diciembre, 2014.

incursionar en otros recursos (y la Internet es una gran herramienta para la extensión). Enganche o participación se logra a través de algún tipo de aplicación práctica. Esto puede ser un juego, actividad, proyecto de arte, o incluso un informe tradicional. Evaluación es la comunicación acerca de cómo ese enganche o participación refleja el trabajo o lección.

Para la obra Cristiana, cuando escribo esas lecciones y ese material, agrego una “E” de apertura y de cierre que incluye “Entretenerse [disfrutar] con Su historia”, donde brindo referencias bíblicas adicionales, y “Ejemplificar”, a través del cual nos hacemos la pregunta sobre cómo, siendo Cristianos, podemos ser un ejemplo de Dios con respecto a la obra o la lección que tratamos.

Usted encontrará que los estudios bíblicos más publicados tienen todos estos elementos en ellos. Puede ser que no los llamen las 5 (o 7) lecciones E, pero existen oportunidades para comprender la Biblia, discutir sobre ella, analizar sobre un ejemplo de la vida práctica, brindar un ejercicio para aplicar la lección bíblica, y mirar en lo profundo de uno mismo para ver si el resultado es bíblico. Los mejores estudios también incluyen versos adicionales (como la E añadida, Entretenerse con Su Historia) y sugerencias de CÓMO vivir la Palabra de Dios en la vida cotidiana (Ejemplificar). Busque materiales que vayan más allá de las opiniones singulares tras un verso. Debe haber un medio para CONECTARSE con la Palabra de Dios en los materiales que usted elije utilizar para la enseñanza de la misma.

Usted no tiene que ser un maestro o un escritor para usar este modelo. Como padre o madre, usted puede tomar estos mismos pasos hacia la excelencia en la enseñanza de la Biblia. La idea es que no debemos hacer de la lectura de un versículo o capítulo el principio y el final de una lección. La palabra de Dios, en toda su perfección, no siempre es la más fácil de entender. Analícela. Discuta, hable de la vida real, aplique, rinda cuentas, siempre refiérase a la Biblia, y mire a nuestro mayor ejemplo en Cristo. Comparta con sus hijos cómo versículos específicos le han servido en el desarrollo de su propia vida.

Al final del día, siempre vuelve a ser activo en la educación bíblica de sus hijos. Como ya he dicho, estamos hechos para contar historias, pero —de manera más importante— somos una PARTE de Su historia.